ABRE LOS OJOS – COLOMBIAMODA 2018

Entre Amenabar e Inexmoda, ¿estamos dispuestos a despertar?

El gran clamor que acompaña las puestas en escena de Inexmoda en el marco del año en curso, es el de abrir los ojos, ante ese llamado vale la pena no sólo indagar si aceptamos o no dicha invitación, si no también verificar una vez más que hay detrás de la acción de VER.

Adicionalmente la naturaleza misma de la feria entre sus tres pilares fundamentales negocio, conocimiento y moda, facilita una conversación entre modos y modas y es allí donde el clamor de cómo vemos junto con los modos que acompañan dicha acción afectan cómo no la manera en que interpretamos todo aquello que apreciamos. Es por ello que en esta oportunidad vamos a recurrir al universo cinematográfico de Alejando Amenabar y su más que recordada película – Abre Los Ojos (1997) – para recrear lo sucedido durante esos días en la feria.

El universo Amenabar nos brinda múltiples caminos para verificar qué tanto abrimos los ojos en torno a ColombiaModa, con los ecosistemas creativos que habitualmente concurren a el, y cómo no esos elementos satélite que también tienen peso en determinar el impacto o no de este tipo de encuentros. Las categorías que van a acompañar esta interpretación son: La dualidad entre la realidad y el mundo de los sueños, el desconcierto, lo verdadero, y lo representado.

LA REALIDAD

Las expectativas de negocio por segundo año consecutivo no conquistan la cifra prevista por parte de Inexmoda, donde objetivamente se conquistó la cifra de 169 millones de dólares, frente a los 185 millones que se trazaron cómo expectativa. En este renglón a pesar de todos los esfuerzos y la institucionalidad implicada, sin duda han de abrir la puerta para examinar cómo la feria como punto de encuentro, no siempre conquista el objetivo final de cerrar los negocios. ¿Habrá que generar unos espacios previos de acercamiento para que los visitantes una vez lleguen a la feria den cabida a la acción transaccional?. Lo anterior hace 20 años suponía una gran dificultad, pero con la realidad digital, si bien hay ciertas praxis que exigen el carácter presencial, las etapas previas pueden encontrar caminos factibles para que la asistencia a la feria sea el último gran esfuerzo de esa etapa de negociación; y con ello dar curso a la siguiente fase donde la caja registradora empiece a sonar en consecuencia.

LOS SUEÑOS – LO ONIRICO

Una de las sensaciones que entre pares creativos tomo un grado de notoriedad fue el de afirmar que el tercer pilar con el que se erige la feria – MODA – perdió ímpetu con relación a la historia que ha construido Inexmoda hasta la fecha, pues muchos nombres habituales a la misma, no acompañaron el carrusel de diseñadores y sus universos estéticos. En esta ocasión aparecieron empresas cuyo músculo financiero es más robusto, y encontraron en una acción de comunicación por excelencia – la pasarela – una herramienta para fortalecer su posicionamiento, unas con más conciencia de marca y otras no tanto; pues quizás aún conciben que eso es sólo poner una línea de modelos, y que el espectáculo llene las carencias sobre las cuales no se comprometieron de fondo con el diseño y el refinamiento. Dicho esto, los sueños son universales y si bien hubo una presencia de empresas que pasan por alto dicha máxima, hubo otros actores, patrocinadores como Chevrolet con las Fashion Nights – Payless Shoes – Infashion – Banco de Bogotá – y Carrusel, entre otros, que permitieron darle cabida a ese espacio onírico de los diseñadores de moda, cuya impronta es capaz de superar la dimensión objetiva de las prendas e invitarnos a un sin número de posibilidades emotivas donde colecciones como el Sonido Del Viento de Isabel Henao, Naturaleza Migratoria de Laura Aparicio, Criaturas de Andrés Pajón, Purificación de SOY de María Luisa Ortiz y Raíces de Andrea Landa ,en lo estético fue de tal contundencia, que nadie dejó de implicarse con cada uno de los relatos y valores con las que cobraron vida cada una de las colecciones que presentaron estos espíritus creativos; junto con cada uno de sus equipos, y el resto de personas que hacen posible estás grandes puestas en escena.

DESCONCIERTO

Aquí no van a encontrar un momento decepcionante, eso sí, resultó sorpresivo ver la reacción de algunos de los asistentes y su desconcierto entre el énfasis que hubo con el diálogo entre música y moda. Es importante identificar por un lado el espectáculo, y por el otro el show, es decir, la música como gran catalizador de un espectáculo y el show como la puesta en escena de una propuesta estética. Con el reggaeton como protagonista del espectáculo, algunos se lanzaron a descalificarlo como *mañe cayendo en ese juicio fácil e innecesario. Sin embargo Colombia es un país donde a pesar de las adversidades que ha vivido, también se ha construido bajo el prisma de la fiesta, la alegría y por ello censurar cómo el reggaeton se vincula a una expresión estética resulta innocuo. Si revisamos la historia: el rock, el punk, el grunch trascendieron entre otras cosas para generar otro tipo de miradas entorno a la belleza y la estética, así que esto no ha de generar mayor desconcierto y preocupación. Y por qué no, mejor hacernos unas cuantas preguntas para darle un marco de entendimiento a este momento en concreto.

LO VERDADERO

Los procesos creativos son disimiles, y este rasgo característico también los hace emocionantes. En un ecosistema moda como el actual en Colombia, sin tener la verdad revelada, un hecho inequívoco que dejó huella en ColombiaModa 2018 fue la apuesta del grupo Crystal con GEF y JBalvin. Ante esta decisión no tan predecible para una marca como GEF de repente el ejercicio colaborativo que asumió JBalvin bajo un propósito personal – transformar la visión que se tiene de lo LATINO habitualmente vinculado algo mañe – empleó los códigos estéticos de la marca, los suyos propios, y uso como suele hacer un diseñador de moda como vehículo para reforzar aún más no sólo su universo artístico como cantante, sí, de reggaeton, sino que conectó con las personas cuyos hábitos de compra ya pasaban por GEF y muchos aquellos que no. Adicionalmente, todos los puntos de contacto que GEF amplificó antes, durante, y después del desfile dan fe de un trabajo estratégico en MAYÚSCULA. La presencia de los bailarines, y los niños, el styling, el escenario industrial y todo el montaje detrás de la misma no fueron meramente – decorativos – la consistencia del mensaje escaló correctamente en el tipo de percepciones positivas sobre algo que no se esperaba de GEF. Con relación a la colaboración con el equipo creativo y lo que llegó a tienda, la respuesta esta siendo acertiva, el VIBRAS tiene una vocación de escala más que notoria tanto en niños como adultos. Finalmente una vez finalizado el desfile, las compras on-line también alcanzaron un pico de ventas más que representativos, cómo por ejemplo, en menos de dos horas las existencias de gorras quedo en sold out.

LO REPRESENTADO

La capacidad de prescripción y comunicación detrás del lenguaje de la moda, exige que se de una concurrencia entre una voluntad inequívoca para dialogar con un lenguaje específicamente visual, requiere que lo anterior sirva para transmitir y comunicar con eficacia esos universos estéticos que buscan transformar hábitos de compra, y cómo no, conciencias. Se conquistó lo anterior en el desarrollo de esta edición de ColombiaModa 2018?. Creo que con un sentimiento agridulce que muchos de los participantes de la feria, el clamor de abrir los ojos, exige despertar de un relato que no es que sea irreal – COLOMBIA ESTA DE MODA – pero nada cómo hacer sostenible los negocios de moda en el tiempo, en las personas, y en los aprendizajes y eso sí, que exige abrir del todo los ojos; para robustecer aún más conocer, conectar, y transformar un ecosistema que vive por y entre el cambio. ¡Despertemos!.

Por Camilo Guerrero & Cristina Warner.









  1. Catalina dice:

    Hola
    La coleccion Raíces: A Wani-Sabi Project es de Andrea Landa no de Diego Guarnizo

  2. Catalina dice:

    Buenísimo análisis socio económico previo al reportaje que mancanta

  3. Carlos dice:

    Un análisis muy claro y sin preferencias, un gusto leerlos Cami y Cris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress Lightbox